Pensión de alimentos de los hijos

La comida, el alojamiento, el vestido y la asistencia médica. Los alimentos comprenden también la educación e instrucción del alimentista mientras sea menor de edad y aún después cuando no haya terminado su formación por causa que no le sea imputable.

El contenido del deber de alimentos viene definido en el artículo 237-1, conforme al cual “se entiende por alimentos todo cuanto es indispensable para el mantenimiento, vivienda, vestido y asistencia médica de la persona alimentada, así como los gastos para la formación si esta es menor y para la continuación de la formación, una vez alcanzada la mayoría de edad, si no la ha terminado antes por una causa que no le es imputable, siempre y cuando mantenga un rendimiento regular”.

  • De acuerdo con las estadísticas, se calcula que, en España, el progenitor no custodio (alimentante) destina entre el 30-35 por ciento del porcentaje de sus ingresos al pago de la pensión de alimentos, situándose el mínimo en los 150 euros.
  • El Consejo General del Poder Judicial, ante la falta de criterios homogeneizados, ha aprobado unas tablas orientadoras para calcular la pensión de alimentos en todo el territorio nacional. Si bien dichas tablas no son de aplicación obligatoria, en la práctica, sí se toman como referencia.

Por tanto, el abono de la pensión de alimentos es una de las principales obligaciones tras el divorcio.

Como se trata de un derecho de los hijos menores, está especialmente protegido por nuestro ordenamiento jurídico.

Este régimen de protección especial la diferencia de la pensión compensatoria, concepto que no se debe confundir con la pensión alimenticia. La pensión compensatoria es la que se establece en favor del cónyuge que quede en situación de desigualdad tras la separación o divorcio.

Dentro de la pensión de alimentos existen dos figuras:

  • El deudor de la pensión: se trata del alimentante, que es quien debe abonar la pensión periódicamente, generalmente un progenitor.
  • El acreedor de la pensión: se trata del alimentista, que es quien cobra la pensión, que generalmente será un hijo.

La obligación, cuantía y forma de pago puede ser acordada bien de mutuo acuerdo por los cónyuges cuando pactan el convenio regulador, o bien venir impuesta por la sentencia que se dicte en los procedimientos de separación o divorcio contencioso.

Le prestaremos un asesoramiento completo, informándole de todos los derechos y obligaciones que le corresponden y aconsejándole cual sería la forma más adecuada de proceder en cada caso.

 Puede concertar una cita en nuestro despacho en Barcelona al 930104740 / 654615092 en horario de 9 a 14 hs. y de 16 a 20 hs. el cual le orientaremos de los pasos a seguir en su caso concreto.