Divorcio o separación
con acuerdo

500 € + iva

Se pacta o se llega a un acuerdo de partes
"de manera cordial"

Divorcio o separación
sin acuerdo

950 € + iva

El cónyuge debe presentar una demanda de divorcio en el tribunal y el otro cónyuge podrá hacer la contestación de la demanda. Por último, el juez es el que va a decidir sobre la sentencia de divorcio.

Demanda de modificación de medidas

950 € + iva

Es cambiar aquello que hubieran acordado los cónyuges o el juez tras un proceso de divorcio o separación matrimonial.
Permite cambiar las decisiones adoptadas por los cónyuges o por el Juez tras una separación o un divorcio.

Hay que considerar si hay hijos menores a cargo y / o bienes en común, hipotecas, prestamos en el divorcio, separación o pareja de hecho hay que contratar un procurador (200€ + iva) porque es obligatorio obtener una sentencia judicial que regule la custodia de los hijos, pensión de alimentos, visitas, uso de la vivienda familiar, etc. 

Pasos para divorciarse

Cuando damos el paso a iniciar los trámites para un divorcio, lo primero que pensamos son las etapas para empezar a buscar soluciones .

Muchas personas que deciden dar el paso y poner fin a su matrimonio y divorciarse, no saben ni por dónde empezar, ya que se trata de un trámite con el que no se tiene por qué estar familiarizado si no se ha pasado por él con anterioridad. 

¿Qué es el divorcio?

El divorcio (del latín divortium) es la disolución del matrimonio, mientras que, en un sentido amplio, se refiere al proceso que tiene como intención dar por terminado a una unión conyugal.

En términos legales modernos, el divorcio fue asentado por primera vez en el Código Civil francés de 1804, siguiendo por cierto aquellos postulados que veían al matrimonio como una verdadera unión libre (para contraerlo basta el acuerdo libre de los esposos), y al divorcio como una necesidad natural; en este sentido, el divorcio moderno nace como una degeneración de un matrimonio vincular cristiano, siguiendo la lógica de la secularización de este, teniendo por cierto raíces provenientes del Derecho romano.

El divorcio se diferencia de la separación de hecho en que no dependiendo del ordenamiento jurídico de cada país, puede tener o no algunos efectos jurídicos.

Respecto a la separación legal en tanto, esta sí es reconocida legalmente en diversos ordenamientos jurídicos, teniendo en consecuencia un mayor número de efectos jurídicos que la separación de hecho, aunque a diferencia del divorcio, no pone término al matrimonio. Por otro lado, no se debe confundir con la anulación del matrimonio, que no es más que el declarar que el matrimonio nunca existió, y que no solo se encuentra regulado en el ordenamiento jurídico de algunos países, sino que, además, se encuentra regulado en el derecho canónico con larga data.

Iniciar un divorcio

Basta con que un solo miembro del matrimonio decida separarse para iniciar con los trámites, los cuales dependen del tipo de divorcio. Si es un divorcio de mutuo acuerdo será más sencillo y económico que un divorcio contencioso, por eso es importante tener el asesoramiento legal correcto y adecuado para evitar problemas durante el proceso.

A continuación, se explica cómo iniciar los trámites del divorcio, según la modalidad bajo la que se llevará a cabo:

Divorcio de mutuo acuerdo

El divorcio de mutuo acuerdo, también denominado divorcio amistoso, suele ser rápido porque se rige por la negociación entre los cónyuges. En España, cada miembro de la pareja llega a un acuerdo regulado por medio del Código Civil. Se establecen los aspectos como pensión alimentaria, pensión compensatoria, custodia de los hijos (si los hay), régimen de visitas de los hijos, pertenencia de la vivienda y repartición de los bienes.

Divorcio contencioso

En este caso no se ejecuta una negociación, sino que el cónyuge debe presentar una demanda de divorcio en el tribunal y el otro cónyuge podrá hacer la contestación de la demanda. Por último, el juez es el que va a decidir sobre la sentencia de divorcio y cómo se regirán los aspectos desde el Código Civil.

¿Cuál es el procedimiento general del divorcio?

El procedimiento de un divorcio varía de acuerdo a las leyes de cada país y el tipo de divorcio, pero considera algunos pasos en común. Uno de ellos es la contratación de un abogado de divorcios para que solicite el divorcio a través del documento pertinente. Si la pareja está de acuerdo, puede realizar la negociación que más les convenga para finiquitar el matrimonio. Se comenzaría iniciando una demanda de divorcio por el convenio regulador, intervención de un procurador (si hay menores a cargo) y su respectiva resolución de la demanda. 

Cuando es un divorcio contencioso, se procede a introducir la petición de forma directa en el tribunal con los términos del cónyuge demandante. El otro cónyuge será notificado y se le solicitará una contestación con un plazo máximo para responder sobre la petición del divorcio. En caso de que el cónyuge notificado no concrete la contestación, el tribunal asume que acepta las condiciones prescritas por el demandante.

El próximo paso es recopilar los documentos necesarios para que los cónyuges o el juez decidan sobre los aspectos legales del divorcio. Se firman los acuerdos y se decreta el acta de divorcio, y si no se establece el acuerdo se procede a un juicio en la corte donde el juez tiene la decisión final.

Valores

Independencia

La independencia de quienes ejercen la Abogacía es una exigencia del Estado de Derecho y del efectivo derecho de defensa del justiciable y de la ciudadanía por lo que constituye un derecho y un deber.

Libertades de defensa y de expresión

Ejercemos la Abogacía teniendo el derecho a la plena libertad de defensa y el deber de defender y asesorar libremente a nuestros clientes.

Secreto profesional

El artículo 5 sobre Secreto profesional, por su parte, destaca la obligatoriedad de la confidencialidad entre abogado y cliente, limitándose el uso de la información recibida a las necesidades de la defensa y el asesoramiento jurídico.

Relaciones con los clientes

Asesoramos y defendemos a nuestros clientes con el máximo celo y diligencia asumiéndose personalmente la responsabilidad del trabajo encargado.

CODIGO DEONTOLÓGICO DE LA ABOGACÍA ESPAÑOLA Aprobado por el Pleno del Consejo General de la Abogacía Española el 6 de marzo de 2019

En este contexto donde nace este Código, en consonancia con la actualidad y con los principios recogidos en el Código de deontología de los abogados en la Unión Europea. El Código europeo, adoptado en 1988 y modificado en sendas sesiones plenarias del Consejo de los Colegios de Abogados de la Comunidad Europea.

Pida su cita 

Tel. 645 72 97 99

Solicita información

    Visítenos